¿Asqueado que te machaquen con los 40 principales? ¿harto de grupos de Oi! y R.A.C. que suenan todos igual? ¿piensas que la buena música se acabó con Estirpe Imperial y Skrewdriver? Aquí os dejamos la respuesta a vuestras súplicas. Una muestra de buenos grupos de punk celta sin letras progres.

Para empezar, los Dropkick Murphys, un grupo de punk-rock patriótico y sindicalista de Boston cuyos integrantes son (no podía ser de otra manera) de orígen irlandés.

Seguimos con The Real McKenzies, grupo de punk canadiense vestidos al estilo escocés con unos cuantos años de rodaje a sus espaldas.

Y terminamos con Flogging Molly, grupo de música celta de Los Ángeles que actúa en los circuitos de punk-rock americano. Característicos por su orgullo de las raíces irlandesas y su catolicismo militante.

Anuncios