La embajada de Irán en Madrid ha protestado públicamente por la proyección en nuestro país de la película “300”, la que sin duda es la película ANTIPROGRE del año. Han alegado que el film en cuestión “pone en entredicho la historia, la civilización mundiales y las fuentes de sabiduría del ser humano”. Pues vayamos por partes.

Para empezar, 300 no es una película totalmente histórica ni pretende serlo. Pero contiene una verdad histórica esencial innegable, que es el intento del Imperio Persa de someter Occidente a la voluntad de su ególatra rey, independientemente de que fuera o no un Drag-Queen, y la acción resuelta de 300 hombres que cambiaron el curso de la historia por amor a su patria.

Y ¿con qué derecho se creen estos iraníes herederos del Imperio Persa? hablan de civilización y sabiduría del ser humano pero ¿qué hizo el Islam con la cultura, las leyes, la religión y en definitiva con la civilización y sabiduría persas? Aniquilarlas, ya que no son las del profeta. Su ley es la Sharia (según el Corán), su religión  dista un abismo de la zoroastrista persa (indoeuropea, por supuesto) y de acuerdo con el Islam, se prohibe toda música que no sea en alabanza a Alá y toda representación humana o animal, ya sea en escultura o pintura. Sólo les queda la lengua, eso sí, escrita en alfabeto árabe como los que usaba el profeta.

Pero lo más importante de todo, es que los fundamentalistas islámicos, en base a su supesta superioridad moral que les da el ser los elegidos por el profeta, se creen con derecho a decidir lo que los españoles deben ver. No vamos a entrar en los motivos que puedan haber llevado a los productores de Hollywood a respaldar esta película, pues nos trae sin cuidado. Lo realmente importante es que 300 es una muy buena película Y SÓLO LOS ESPAÑOLES DEBEN DECIDIR SOBRE EL FUTURO DE LOS ESPAÑOLES y que en una semana un millón de espectadores ya han avalado el film. 

Ha llegado el momento de imitar a nuestros bienamados progres cuando hicieron piña en torno a Pepe Rubianes. Desde este humilde blog queremos lanzar la  campaña TODOS SOMOS FRANK MILLER, en apoyo al creador de la historia que tantas llagas ha abierto en Irán. Lancemos nuestro grito todos a una:

¡ARRIBA ESPARTA!

¡AAAAUUUUUHHHHH!

La noticia: http://www2.irna.ir/es/news/view/line-83/0703292457183833.htm

Anuncios