Cuando nos encontramos con personajes públicos transtornados como los que tenemos en el Gobierno, debemos ahondar en sus problemas de niñez para aprender a comprenderles. En SINTALANTE vamos a analizar algunos de estos casos:

·Por ejemplo, la obsesión por la política y por la rima del Ministro Bermejo, como ya hemos apuntado en otro artículo, le viene del trauma de pubertad (menuda pubertad más tardía) que le produjo la bruja Avería. Los versos lapidarios de este Electroduende como “Ergios, cátodos y palanganas, hoy soy más rica que ayer pero menos que mañana. Fundir, gripar y averiar, ese es mi programa” dieron sin duda sentido a la vida de Bermejo.

 

· En cuanto a nuestro otro hombre de actualidad, Zerolo, hemos tenido que bucear mucho en internet para encontrar la causa de su transtorno. Pero en SINTALANTE nada es imposible, y el psico-anal-isis ha dado sus frutos. La culpa de todo la tiene el grupo Parchis, que allá por los tiempos de La Movida, en lugar de seguir en la línea punk de Enrique y Ana y Los Punkitos con canciones como “Haz Ruido” o “Caca, Culo, Pedo, Pis”, les dio por versionear a los supermaricas Village People. El siguiente vídeo podría ser el arma de destrucción masiva que escondía Saddam.

· ¿Y qué tipo de políticos tendremos en el futuro? Pues os dejamos unas secuencias de los Teletubbies para que os hagáis una idea. Desde SINTALANTE queremos romper una lanza en favor del pobre Tinky Winky, ya que nos parece que todos los Teletubbies son igual de maricas.

 

Anuncios