Fíjense bien porque entre estos jugadores de la selección se esconden dos que se avergüenzan de sus colores. Suponemos que a estas alturas ya sabrán la respuesta.

Anuncios