Hace poco el infame ZP distinguió entre los etarras descerebrados (los malos, en contra de su tregua) y los otros (los buenos, como el hippy Otregui). Aquí no vamos a hablar de etarras, que nos parecen todos la misma mierda, sino de macarras. Porque hay macarras y macarras.

Por una parte tenemos a los macarras depositarios del saber del pueblo llano, odiados por unos e imitados por otros, despreciados por no ceñirse a las afeminadas reglas de lo políticamente correcto. Sabemos que hoy en día es difícil ser un macarra auténtico, pero hoy como en la Reconquista, el macarrismo se extiende desde las montañas de Asturias. El calvo de los “Ilegales” ya tiene sucesor. Son BASTONAZOSOI, desde Avilés, con un estilo Oi! entre “Endstufe” y “Hate Society” y letras del estilo de los ya nombrados “Ilegales”. No apto para puristas de los que toman el té a las 08:08 levantando el meñique, sólo para macarras con sentido del humor.

http://profile.myspace.com/index.cfm?fuseaction=user.viewprofile&friendid=188157292

Luego tenemos otro tipo de macarras, la peste nacional-bakalaera que ya creíamos erradicada. Gente que debe de ser producto de algún experimento de Saruman, intentando cruzar al cantante de “Prodigy” con Ynestrillas. 30 años de educación en manos de progres hicieron el resto. El resultado lo podéis ver en el vídeo que os presentamos a continuación. Al verlo no podemos evitar acordarnos de la militancia de cierto partido prostibulista, refugio de bakalas y maderos.

Dejad vuestros comentarios ¿merece vivir un tipejo así?¿se puede reciclar, aunque sea como fertilizante?

Anuncios