Si no, que se lo digan a Buenafuente. Su progresía, sus monólogos forzados y su nacionalismo ambiguo ya no interesan a nadie, y va a tener que cerrar el tenderete por falta de clientela. Si su programa empezó con buena audiencia fue precisamente porque la audiencia estaba harta de otro bodrio,”Crónicas Marcianas”, coto privado de progres y empresarios de ANELA como J.L. Roberto (no hay que olvidar que el hermano de Sardá es socio de ANELA y es quién enchufaba al señor Roberto en el programa).

buenafuente.jpg

Anuncios