Se acercan los tiempos de vacas flacas para los batasunos y ante el temor de que se les corte el grifo de las subvenciones han empezado a experimentar una nueva técnica de recaudación de fondos: “LA MILENARIA TÉCNICA PEPELU”.

abertzale.jpg

Anuncios