Ya teníamos ganas de que volviera este grupo de punk-rock celta de Boston. Y lo han hecho a lo grande. Han conseguido hacernos olvidar los mediocres LP’s “Blackout” y “The Warrior’s Code” y volver a los tiempos del genial “SIng Loud, Sing Proud”. Recomendamos a todos la compra este disco, por su calidad musical y sus letras con alto contenido social: desde la delincuencia juvenil hasta la precariedad laboral y las drogas, sin olvidar su defensa de la tradición y la familia.


Anuncios