Y para el que aún dude que las drogas te queman las neuronas, aquí la prueba irrefutable: