PD: Que conste que las dos fotos de arriba no guardan ninguna relación entre ellas, pero ya se sabe: “el que se pica…”