Grandioso el vídeo de Estafa 2000 con imágenes de 300. Ignoramos si le habrán pagado derechos a la Warner por usar escenas de sus películas con fines políticos. Lo más seguro es que no, ya que Santiago Segura aún está esperando que Pepelu le pague por asesorar su imagen.

  Sólo le encontramos un pequeño fallo al vídeo. Habría sido más correcto utilizar la escena esa en que entra Efialtes (el tullido traidor) en la tienda de Jerjes llena de golfas y travelos. Porque así es como capta Pepelu a sus adeptos, apelando a sus más bajos instintos. Y si la voz de Efialtes la pusiera el Ripollés, la escena sería sublime.

  En su defecto también podían haber usado escenas de “Casi 300”, que también es más acorde al contexto. Para representar a una parodia del patriotismo, hay que usar una parodia de película.